Lo mejor del pop español en 2010 (según yo)

Puedo decir sin niguna duda que me encanta la semana en la que salen las listas con lo mejor del año. Siempre me ha gustado discrepar, descubrir y redescubrir grupos que han pasado sin sol ni sombra por mi ipod. Y este año A cualquier cosa llaman arte me ha regalado la oportunidad de crear la mía propia. Obviamente es muy subjetiva, la inmensa mayoría estará en desacuerdo y quizá, alguno, se enamore de  de estas canciones, de mis melodías de este año. Mientras que los dos primeros puestos y los dos últimos han estado claros en todo momento, tengo que advertir que el resto está en constante movimiento. Si me preguntáis mañana posiblemente hayan cambiado. Bienvenidos a mi lista con lo mejor de 2010. Pasen y bailen.

12) “El traje de bombillas”, de Algora

Una de las mejoras de Spotify que más me ha gustado ha sido la bandeja de entrada. Me encanta encender el ordenador y encontrarme alguna canción allí. El traje de bombillas fue una de esas recomendaciones (gracias Raketa), y durante muchos meses ha sido mi canción/buenos días/despertador, es decir, la canción que me pongo a todo volumen para depertarme (de un sueño real o imaginario) de buen humor y recargar las pilas.  Aquí tenéis mi canción de buen rollo.

La podéis escuchar a través de Spotify.

11) “LN Granada”, de Supersubmarina

Otra componente de este blog describió a Supersubmarina de esta forma: “Las canciones de Vetusta Morla que no conozco las canta Supersubmarina”. Quizá eso me condicionó un tiempo a escuchar el disco. Pero cuando lo hice, esta canción me atrapó con la fuerza de sus baterías y con la energía que desprende. Invita a cantarla a voz en grito, ¿quieres probar?

10) “Febrero“, de La Habitación Roja

La Habitación Roja no son conocidos por hacer letras alegres y optimistas, todo lo contrario,  la melancolía, la añoranza por tiempos mejores y el deseo de cosas inalcanzables están en la mayoría de sus canciones. Y Febrero no podía ser la excepción: ruptura amarga, retrospectiva al pasado para descubrir que volverías a caer, [y aún así volvería a pasar por el mismo camino/ a buscar esa piedra con la que quise tropezar] se esconden tras una melodía pegadiza y el masoquismo de sufrir una y otra vez dándole al play para recordar que ya no estás.

9) “¿Aha han vuelto?“, de Lori Meyers

El cuarto disco de los granadinos se ha enfrentado a numerosas críticas, pero está claro que crece con las escuchas y que es imposible no bailar la mayoría de sus canciones. ¿Acaso no era el objetivo de este disco? Bailar, bailar, sonreír, pasarlo bien y volver a bailar. Simplemente sube el volumen y déjate llevar.

8) “A movement between these two”, de Hola A Todo El Mundo

El debut de estos chicos madrileños ha estado precedido de conciertos por las salas pequeñas de la capital. HATEM estaban en boca de todo el mundo y no era raro preguntarse si el disco no decepcionaría. Nunca me he alegrado tanto de llevarme la contraria a mí misma. No habéis escuchado una canción y descubierto con el paso del tiempo, que no sólo te gusta más que el primer día, si no que hay algo mágico, oculto en la melodía, detrás de las palmas, de los instrumentos… Algo tan puro que sientes que estás ante la perfección, ante una canción para quitarse el sombrero y volver a escuchar.

7) “Hasta que te hartes”, de Julio de la Rosa

Julio de la Rosa hace toda una declaración de intenciones con esta letra [si te gusta verme tanto igual podríamos quedar /todos los martes, todos los martes , todos los martes hasta que te hartes] y sigue [vamos a probar el tope al que podríamos llegar/vamos a inventarnos algo que nos haga delirar]. ¿Quién no ha deseado dejarse de juegos y por una vez decir lo que hay sin rodeos? Así, hasta que te hartes.

6) “No sé como te atreves“, de Los Planetas con La Bien Querida

Cuando parecía que Los Planetas ya no podían inventar nada nuevo, cuando creíamos que ninguna composición actual podría compararse a sus buenos tiempos, se sacan un (pen)último as de la manga. Acompañados por La Bien Querida nos traen una historia que consigue ponerte los pelos de punto desde el primer momento que se cruzan las voces de Jota y Ana, desde el instante que escuhas la letra hasta el diálogo final. Lo han vuelto a hacer. Temazo en toda regla.

5) “Fiesta en la Luna”, de Los Ginkas

Estamos ante una provocación de optimismo que mezcla twee y pop. Llega el momento de soñar y evadirse de todos los problemas que hay alrededor. El ritmo de Fiesta en la Luna tiene la capacidad de trasladarte a un plano donde sólo está lo que tú quieres. Un, dos, tres…Ya.

4) “Un muelle”, de Pauline en la Playa

Casi puedo afirmar que este año ha sido el de las canciones melancólicas, pero también el momento de dejar claro lo que quieres, lo que esperas del mundo que tienes alrededor, el instante de quitarse el miedo de encima y luchar por la realidad. Eso es Un muelle, la valentía de expresar lo que tienes, eres y sientes [retorceré mis dudas entre círculos perfectos/te esperaré sentada en los resortes que disparan todos mis temores].

3) “Todas tus amigas”, de La Casa Azul

¿Si algo es bueno por qué cambiarlo? Quizá no sea su mejor canción pero a mí sigue haciéndome sonreír y todavía no he conseguido quedarme quieta cuando escucho los acordes. ¿No es ésa la finalidad de una buena canción? ¡Por muchas más así!

La podéis escuchar en Youtube y en Spotify.

2) Te debo un baile, de The New Raemon

Ramón nos deleita con esta versión de Nueva Vulcano. Escuchad la letra, la sinceridad que hay detrás de esta canción logra atravesarte como un puñal y te incita a ponerla otra vez, a buscar un nuevo significado, a quedarte atrapado por una frase [la próxima vez que levantes las cejas de incredulidad/que sea al mundo y no a mí].

1) “Por qué no volvemos”, de Ellos

¿”Hasta el final”o “Por qué no volvemos”?  La duda sigue mientras escribo. Es muy difícil escoger una canción cuando el disco lleva dos meses en la calle. Y más difícil cuando ya he explicado mi vínculo especial y todas son tan buenas que es complicado seleccionar una favorita. Ya antes he mencionado que este es el año de las canciones melancólicas y elijo “Por qué no volvemos” por eso, porque la melancolía esta vez está plagada de esperanza, porque no existen rodeos, porque el deseo y el anhelo están flotando en todas las notas y porque igual la siento más cercana y real al ser interpretada por Santi Capote. Simplemente hay algo especial y no puedo evitar cerrar los ojos, subir el volumen, tirarme en la cama y soñar.

Próximamente la lista con las mejores canciones internacionales de 2010.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Lo mejor del pop español en 2010 (según yo)”
  1. Lara Galván dice:

    Definitivamente mi querida Mar dentro de esta lista hay grandes canciones que también forman parte de mi lista de favoritos en spotify. Pero todo hay que decirlo, discrepo totalmente con la coronación de tu lista como ya sospechabas!! A tu favor hay que decir que no conocía a Julio de la Rosa, y ahora gracias a ti sí!!

  2. darimala dice:

    Jajaja, ya lo sabía yo pequeña Lara. Me alegra que hayas descubierto a Julio de la Rosa. Dime, ¿quién sería tu número uno?

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] igual que la lista con Lo mejor del pop nacional, es totalmente subjetiva y no coincidiréis, pero espero que disfrutéis escuchando al menos tres […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: