Lo mejor del pop internacional en 2010 (según yo)

Pensaba que hacer la lista de lo mejor del pop nacional iba a ser mucho más complicado que ésta, pero ha sido todo lo contrario. Para empezar he tenido que incluir 13  canciones y dejar fuera otras que deberían estar dentro como Backstreet Lovers de The Crookes, Fuck you de Cee- Lo Green, O.N.E de Yeasayer, Crash Years, de The New Pornographers, Saturday, de Ocean Colour Scene o I Can Talk de Two Door Cinema Club. Tenía que mencionarlas porque deben ser recordadas y además, si hubiese hecho la lista hace una semana o dentro de un mes, posiblemente alguna de ellas estuviese incluida.

Al igual que la lista con Lo mejor del pop nacional, es totalmente subjetiva y no coincidiréis, pero espero que disfrutéis escuchando al menos tres canciones (que para algo es mi número favorito).  Aquí la tenéis, simplemente bailad.

13) “Zebra”, de Beach House.

Teen Dream es uno de esos discos invernales que me gusta escuchar en casa a todo volumen mientras tomo un té calentito para relajarme, o mientras paseo por la calle y simplemente quiero disfrutar de la soledad acompañada de buena música. Se podría decir que es mi canción de domingo. Me envuelve en un ambiente de tranquilidad y de bienestar que consigue hacerme creer que esa semana algo mágico va a pasar.

12) “Baby Blue”, de Scanners.

Recuerdo que cuando descubrí este grupo hace unos meses estuve casi una semana escuchando sólo esta canción. No lo podía evitar, ¿por qué  me tenía atrapada de esa forma? No destaca por su letra, pero la melodía y la voz de la cantante, la fuerza con la que va creciendo cuando llega al primer minuto para volverse a contener hasta la explosión final, precedida por ese “Oh oh oh here we are again”, ejerce un raro efecto de amor/odio que sigue haciendo que le de otra vez al play.

11) “Superball”, de The Magic Kids.

A finales de 2009 Hey Boy, el primer single de The Magic Kids, anticipaba un revival al sonido de los 80 que escucharíamos en otros grupos a lo largo de 2010. Parecía practicamente imposible que estos chicos de Memphis pudiesen hacer una canción tan redonda como ésa, y sin embargo, meses más tarde apareció Superball para llevarnos al pasado y recordarnos que definitivamente 2010 ha sido el año de los grandes debuts.

10) “Come with me”, de CEO.

Me encanta Suecia. El 80 por ciento de las veces que escucho una canción que me hace sonreír es de allí o de los aledaños nórdicos. ¿Qué pasa por allí? Algún día tendré que analizarlo con detenimiento. Pero hasta que llegue ese momento tenemos temas como éste,  jugueteando con la electrónica pero sin llegar a ella, haciéndote dudar de lo que sientes al escucharla. ¿Tengo ganas de bailar, o de pararme y mirar lo que tengo a mi alrededor?

9) “Go Do”, de Jónsi

Estaba claro que Jónsi no podría hacer un disco malo después de liderar durante más de una década a Sigur Rós.  Y si Go pudiese tener un rasgo de personalidad, sin duda sería la belleza. Sin embargo, Go Do destaca por lo animoso que es, por la instrumentación que tiene detrás y por supuesto, por la impecable y característica voz de Jónsi. Es imposible mantener los dos pies en el suelo…

8) “I like”, de The Divine Comedy.

¿Cómo conseguir que una declaración en toda regla, que muchos calificarían de ñoña, no te haga quedar en ridículo? Y más difícil aún, ¿cómo lo alcanzas cantando? Aquí tenéis la prueba de que se puede conseguir. Subid el volumen y simplemente dejaos llevar…

7) “Ridin’ in my car”, de She & Him.

Es complicado elegir un tema de Volume Two de Zooey Deschanel y M Ward, y si no los hubiese visto en Joy Eslava el pasado abril,  Lingering Still se hubiese alzado como vencedora. Si ya en el disco la versión de NRBQ gana con respecto a la original, en directo la supera hasta el límite de que sientes tan reales las notas, los acordes y las voces de ambos que es imposible negar que estás ante algo, pocas veces igualable.

6) “Giving up the Gun”, de Vampire Weekend.

Uno de los discos que más he defendido en 2010 ha sido Contra. Todos tenían en boca la manida frase “el primero estaba mejor”. Sinceramente no creo que sea cierto, simplemente el primero sorprendió más, quizá no se hayan superado, pero puedo asegurar que ni mucho menos se han estrellado contra el suelo. Y prueba de ello es Run, Horchata, Cousins, o la preciosa Taxi Cab. Y así, tirando por lo bajo me han salido cuadro temazos… Si el objetivo era hacernos bailar creo que pueden estar más que satisfechos. ¿Sigues teniendo dudas? Por favor, pulsa el play.

5) “Better than Love”, de Hurts.

Antes he mencionado que 2010 ha sido el año del revival ochentero. Aquí tenemos otro ejemplo, tanto por la estética cuidada de los miembros del grupo, como por el sonido es imposible no hacer una comparación con esa época, y menos aún si en la segunda canción te sorprenden con este rompepistas electropop que es imposible sacarte de la cabeza.

4) “High and Low”, de Sambassadeur.
Sambassadeur – High and Low by Hypetrak

Volvemos al país en el que algún día viviré (sí, hablo de Suecia). Estamos ante mi disco de buenas noches, el que me pongo cuando llego derrotada a casa para relajarme, por el placer de escuchar música y olvidarme de todo lo demás. Se ha ganado ese puesto poquito a poco, al principio pasaba desapercibido pero más tarde era el único que lograba poner todo otra vez en su sitio. Dedidme que esta canción no es capaz de reconfortaros…

3) “Me and the moon”. de The Drums.

Y seguimos hablando de discos redondos y de canciones para quitarse el sombrero. En esa categoría está Me and the moon con un videoclip tan retro como su sonido, con una melodía pegadiza y simplemente, con 3:11 min que no necesitan más explicación que la propia canción.

2) “Anyone’s Ghost”, de The National.

High Violet ha sido la obra maestra de 2010. La melancolía se palpa en todo el disco aderezada con un piano maravilloso, canciones que crecen y crecen y la voz desgarradora de Matt Berninger para hacerlo, aún si cabe, más emocionante y excelente. Y así, en medio de piezas brillantes está mi favorita. Sobrecogedora, esperando para dejar de contenerse y rendirse a la perfección.

1) “Ready to Start”, de Arcade Fire.

Épico. Me basta una palabra para describir lo que hacen estos canadienses. No hablo sólo del disco. Se trata de la fuerza que consiguen transmitir en sus directos, de la conexión que logran con el público, de los hits que tienen en todos los discos, de la potencia de sus melodías (me pondría a saltar con sólo el primer acorde), de los apoteósicos finales en cada uno de los cortes, de la genial Sprawl II… De un largo etc. Y todo eso lo encontramos en la canción que abre la gira de presentación de su último disco, Ready to Start, reafirmando que pueden soltar este hit al principio retándose a ellos mismos para superarse . ¿Preparados?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: