Si ni siquiera sé si creo en el amor, como para creer en San Valentín…

Supongo que ya lo habrán notado… ¡en A cualquier cosa llaman arte celebramos la semana de San Valentín! Doble esfuerzo para la servidora, ya no sólo tengo que escribir sobre algo que no tenía pensado, sino sobre algo que no me gusta, no me creo y sobre todo ¡no defiendo! Pero como la publicidad lo cubre todo, lo relaciona todo, y nos exige estar de actualidad…allá va, celebremos San Valentín. Eso sí, de una manera diferente, y desde el punto de vista de alguien que cree que no cree en el amor.

Si el amor existe, que es algo de lo que no estoy totalmente segura, ¿por qué lo celebran sólo un día? ¿No se supone que el amor es eso de quererse siempre, estar para lo bueno y para lo malo y esas cosas? Si es así, entonces estoy segura de que es algo que debería celebrarse todos los días. Si todos los días nos parece demasiado (puede llegar a saturar a cualquiera), que las parejas elijan un día que signifique algo importante para ellos y lo celebren como quieran, donde quieran, y comprando los regalos donde quieran (y no en El Corte Inglés como “obliga” la tradición de San Valentín)

Y es que muchos piensan que es algo que ha inventado El Corte Inglés, pero están equivocados. Ha sido más un invento de la Publicidad que de cualquier otro.

Son muchísimas las marcas y grandes compañías las que “celebran” este día. Lo aprovechan, lo exprimen todo lo que pueden (y da para mucho). Si todos nos paramos a pensar sobre publicidad de San Valentín, el primero que nos viene a la cabeza, y además muy rápido, es el de El Corte Inglés. Da igual cuál. No recordamos uno en especial, ni lo que contaban en el anuncio o quién aparecía en él. Pero sabemos que El Corte Inglés siempre aparece por estas fechas (por su puesto luego vendrán el Día de la Madre, el Día del Padre…), y nos hará saber que sin él, ni sin sus productos, no somos nadie este “día tan especial”. Es por esto por lo que todos relacionamos directamente San Valentín y El Corte Inglés, porque siempre (cuando digo siempre, es siempre), aparece cuando se acerca el 14 de febrero para “recordarnos” que compremos todos los corazones, bombones y tarjetitas de felicitación que encontremos en cualquiera de los mil centros que hay en nuestra ciudad. Para la campaña de este año se une con Microsoft. Harán de la Plaza de Callao (en Madrid) una pista de baile, donde podrás participar con tu pareja en un concurso (¡uu que planazo…!)

Otros que se unen este año a la celebración son: Páginas Amarillas, con una felicitación viral (basado en el boca a boca, redes sociales…); Codorniú (por la agencia Izquierdo Beaumont Bennett Barcelona), que aprovecha esta fecha para lanzar un nuevo producto, Pinot Noir; Google, que una vez más celebra una festividad especial; o Metro Madrid (Prensa gratuita), que llena sus páginas de color (creo que demasiado) con Ágatha Ruiz de la Prada.

Las celebraciones como la de San Valentín están en todos lados, y es que casi más importante que la publicidad convencional, lo es la Publicidad en el Lugar de Venta (PLV). Toda esta decoración y merchandising que inunda cualquier establecimiento desde ya…Globitos de corazones, ofertas para dos, tarjetitas con ositos y corazones, cajas de bombones de todos los tamaños…¿realmente es necesaria toda esa parafernalia? Al que le interese San Valentín lo tendrá marcado en su calendario y sabrá perfectamente dónde ir a por flores, no creo que le haga falta ver corazones todos los días ahí por donde pasa. Tampoco veo justo que tengamos que pagar justos por pecadores. Para todos aquellos que disfruten con estas mariconadillas, ¡enhorabuena, ya pueden ir a las tiendas a pasar las tardes y ver la decoración de este año!

Buscando cursiladas en internet (para documentarme), me he encontrado con una página exclusivamente de San Valentín. ¿Quién hace eso? ¿Por qué? No me puedo hacer una idea, pero viendo la página por encima (no mucho, no vaya a ser que me salga un sarpullido), debe ser alguien al que le guste muchísimo organizar la vida de los demás. Pero no se le ve muy avispado…recomienda regalos tipo flores, bombones, un viaje de amor…¿y para eso hace una web, para decir o hacer lo que se lleva haciendo desde que se celebra San Valentín? Para todos aquellos que estén agobiados porque no tienen regalo y quieren ser originales y sorprendentes, no busquen en San Valentín.

Para los que pasan del Día de los Enamorados, mucho ánimo con el principio de semana y…¡que acabe pronto el lunes!

 

Vale, ya puedo bajar al chino a comprarme un corazón. ¡Ya les contaré como me va con él la próxima celebración de San Valentín!

Anuncios
Comments
4 Responses to “Si ni siquiera sé si creo en el amor, como para creer en San Valentín…”
  1. alicia dice:

    nena, me ha gustado mucho nunca comento nada pero tú escribiendo sobre este tema es algo que no sabía si verían mis ojos, en fin enhorabuena por el blog, muchos besos 😉

  2. darimala dice:

    Jajaja. Fresa, me ha encantado 🙂

  3. mmvalado dice:

    Totalmente verdad, Fresa!me ha gustado mucho, abajo San Valentín hehehe.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] para señaladísimo 14F. Porque, aunque reneguemos de este día de amores y corazones –véase la reivindicación anti-sanvalentín que presentaba Marta hace unos días- o seamos unos fervientes y felices “enamorados del amor”, […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: