El Arte del Amor

«El amor es uno de los elementos emblemáticos de la vida. Breve o extendido, espontáneo o minuciosamente construido, es de cualquier manera un apogeo en las relaciones humanas.» (Mario Benedetti)

 

Poco queda por decir en esta semana que hemos dedicado al noble arte del amor. Y como en teoría esto es un blog sobre arte (aunque después cada loco habla de su tema) os quiero mostrar mis representaciones amoroso-artísticas favoritas. Casi todas ellas se muestran en forma de beso en acción o beso inminente, no penséis que he caído en el recurso fácil, para nada. Pero me niego a pensar que todo “eso” que rodea al amor sea culpa de un neurotransmisor o una hormona en “estado de sitio”.

Sino que se lo expliquen a la joven Jemma Benjamin, de 18 años. Esta tímida británica ha llevado al extremo la expresión “morir de amor” desplomándose en los brazos de su pareja cuando se concedían el primer beso.

V-J Day in Times Square by Alfred Eisenstaedt

V-J Day Alfred Eisenstaedt

Una de las instantáneas más románticas que se han realizado hasta ahora, llena de felicidad y espontaneidad. Tomada por el fotógrafo Alfred Eisenstaedt el 14 de agosto de 1945 con su cámara Leica. El día de la rendición de Japón y el final de la II Guerrra Mundial, la plaza de Times Square se llenó de personas eufóricas ante la noticia. Entre toda esa felicidad, Eisenstaedt descubrió a un joven marinero que , sin vergüenza ni pudor, agarraba a una desconocida enfermera que se encontraba cerca de él. Tanto la foto como sus protagonistas se convirtieron en iconos culturales, pero pasarían décadas antes de que una de las partes de este beso se indentificara.

Y esa parte era la joven enfermera que, 25 años después, se puso en contacto con Eisenstaedt confesándole que era Edith Shain, la protagonista de tan famoso beso. “Fui del hospital a Times Square ese día porque la guerra había terminado?¿A dónde más iría un neoyorquino?”, explicaba Shain, “Este chico me abrazó y me besó. Entonces se volteó a un lado y yo al otro. No tuve manera de saber quién era, pero no importa, porque era alguien que había peleado por mí”

The Kiss, Egon Schiele

Cambiamos beso por abrazo porque, después de tantos post, me he dado cuenta de que todavía no había hablado del que quizás sea mi pintor favorito, Egon Schiele. Incomprendida por la mayoría, la complicada y tumultuosa vida de Schiele se refleja en su obra como un espejo. Escándalos por corrupción de menores, acusaciones de pederastia, enfermedades mentales…presenta una obra cargada por una altísima tensión emotiva, una sensualidad muchas veces transformada en obsesión erótica y llevada al extremo. Siempre a la sombra de su maestro, Gustav Klimt,  con él compartía tanto sus obsesiones sexuales como la trágica dimensión existencial del hombre, siempre en conflicto entre la vida y la muerte. A diferencia de otras obras de Schiele, El abrazo muestra una especial ternura que se aleja de la temática abiertamente pornográfica de gran parte de su carrera.

Entre 1963 y 1968, Andy Warhol produjo más de 60 películas y 472 cortos experimentales que hacen hincapié en su duración, siendo conocido como cine estructural. Entre estos filmes queremos destacar Kiss(1963), una película de 50 minutos que muestra sin parar escenas de largos y profundos besos.

Los amantes, Magritte

Los amantes, Magritte

Conocidísimo cuadro de Magritte. De una manera enigmática, el artista priva a sus protagonistas de todas las sensaciones que aporta un beso. Nadie sabe por qué el pintor belga decidió en su día cubrir a sus amantes con dos velos húmedos que les cubren la cara. Sabemos que son hombre y mujer, podemos apreciar cierto rasgos de su rotros, pero los escasos datos que nos aporta la obra crean un clima enigmático ¿Amor secreto?¿Dos desconocidos?

Sin condimentos, así es El beso de Brancusi. Aunque en cualquier selcción de “besos-arte” que se precie lo normal sería encontrarse El beso” de Rodin, yo al igual que el protagonista de este párrafo reniego del maestro y me quedo con el que pudo haber sido su discípulo (a petición del primero y negativa del segundo)  Una textura tosca, Brancusi evita el pulido para evidenciar la talla directa y los instrumentos empleados. Me gusta este beso porque es sencillo, puro, sin artificios, primitivo, un beso sin dulzura amorosa, ni pasión. No percibimos la fisonomía de los amantes, ni su sexualidad. Sólo dos personas unidas por un bloque de piedra, unidas por un beso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Comments
One Response to “El Arte del Amor”
  1. El arte, el amor,los besos y los abrazos, todo forma parte de un todo que somos nosotros, los que observamos desde l otro lado y cuando besamos, amamos o nos abrazamos nos convertimos en los observados,me gusta tu idea y disfruto al leerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: