Dos pesos pesados, los grandes rivales del gran día del cine

Se lo juegan todo.  El discurso del Rey y Valor de ley son rivales principales en los Oscar. Y sólo quedan dos días para saber el resultado. Aspiran a 11 estatuillas la primera y 9 la segunda. Son distintas. Bien diferentes. Pero ambas con jugo en su estilo.

Cuando digo rivales, es por algo. Tanto Harvey Weinstein como Scott Rudin (respectivos productores) no se hablan. Incluso prefieren mantener las distancias en su lucha de titanes hasta el gran día.

Valor de ley


Atreverse con un western en plena crisis cinematográfica tienen mérito. Y mucho. Sólo puedes hacerlo si sabes que lo harás bien. Y claro, los Cohen lo saben. Odio el juego de los lugares comunes como recurso fácil en la gran pantalla. Pero la parodia del topicazo americano en sus películas es siempre redondo. Y un westerm está repletito de lugares comunes. Niña venga muerte de padre y contrata sheriff. Se hacen amigos, persiguen asesino y matan al malo. Es buenísimo.

Enfrentarse a una película de los Cohen es siempre un reto. Pero últimamente se ha convertido en un placer. Y uno de los placeres de True Grit, y de los hermanitos Joel y Ethan en general, está en conseguir que actores de la talla de Matt Damon o Brad Pitt (chicarrones y guaperas de Hollywood) pueden llegar a parecer verdaderos imbéciles. Son hasta encantadoramente patéticos.

Los hermanos han debido enfrentarse también al hecho de jugar con el remake. (Para los nostalgicos, aquí va el trailer original de 1969.) No siempre puedes conseguir la aprobación del público fiel a las hazañas de John Wayne. Pero Jeff Bridges es un genio. Esta vez la opción de ‘hacer una versión’ ha estado a la altura. Muchos de los planos son extremadamente fieles a su original.

El discurso del rey

Una de las películas con más semanas en taquilla. El ejemplo del éxito del boca oreja. Creada como una cinta para público reducido. Ha batido récords. Que por cierto, merece. Seguramente, lo mejor actualmente en cartelera. Y la que tiene todas las papeletas para la cita del domingo.

Colin Firth está sublime. La historia es tremendamente espeluznante. Es drama y comedia. Y el ritmo y los actores la convierten en una de las mejores cintas de 2011. Una historia real que hasta la reina Isabel ha halagado (cuenta la historia de sus padres). Y ya sabemos que la monarca más longeva en la historia de la corona británica no es famosa por su simpatía.

Una amistad impensable. Entre un hombre que hubiera preferido no ser rey, Jorge VI, y su excéntrico logopeda, un actor australiano frustrado que utiliza técnicas poco convencionales para ayudar al monarca a dominar su tartamudez y conducir así su país hacia la guerra. Lo dicho, lo tiene todo.

Ahora toca esperar. Sólo quedan horas para la gran cita. Que dará aún más que hablar de estas dos historias. Y hoy es viernes, y como no, de cine.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Dos pesos pesados, los grandes rivales del gran día del cine”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] By darimala Mientras medio mundo está pendiente de ver el máximo número posible de las películas nominadas a los Oscar para así poder criticar con conocimiento de causa el lunes, yo reviso el calendario y muevo hilos […]

  2. […] El western del año. Al más puro estilo Clint Eastwood y americano 100%. La crítica aquí. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: