Kerouac y sus beats

 

Un momento de tranquilidad de los poetas Beat en un popular coffee shop de NY 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

Un momento de tranquilidad de los poetas Beat en un popular coffee shop de NY 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

“Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas, histéricas, desnudas,

arrastrándose por las calles de los negros al amanecer en busca de un colérico pinchazo, hipsters con cabezas de ángel ardiendo por la antigua conexión celestial con el estrellado dínamo de la maquinaria nocturna,

que pobres y harapientos y ojerosos y drogados, flotando sobre las cimas de las ciudades contemplando jazz”

Aullido, Allen Ginsberg.

In recognition of Jack Kerouac’s birthday, Magnum presents beatific Beats and other figures of the Beat movement in New York and abroad. NEW YORK CITY—American writer Jack Kerouac, 1953. © Elliott Erwitt / Magnum Photos

Jack Kerouac, 1953. © Elliott Erwitt / Magnum Photos

Si existe algo obligatorio en Facebook es el hacerse fan de la página de MagnumPhotos. La mítica agencia de fotografía fundada por  Capa, David Seymour y Cartier-Bresson, nos deleita cada día con pinceladas de los archivos fotográficos de la casa. Si por mí fuese, a través de A r t s me dedicaría a reproducir lo que cada día se sube a su web, pero no estamos para abusar.

El caso es que el pasado sábado, día 12 de marzo, se celebraba un cumpleaños muy especial, el del beat por excelencia Jack Kerouac. Si el genial escritor no se hubiese podrido a los 47 años por culpa de la cirrosis habría soplado 89 velitas.

He de reconocer que la debilidad que siento ante el señor Kerouac en literatura es equiparable a mi obsesión con Egon Schiele en lo que a pintura se refiere (algún día me lo haré mirar, porque esto no puede ser bueno) Así que cuando los Magn(íficos)um publicaron las instantáneas que muestro a continuación, no dudé ni un segundo en rendirle a Jack Kerouac y sus beats este pequeño homenaje.

Allen Ginsberg, Kerouac, y Gregory Corso en Greenwich Village, NY,  1957. © Bruce Davidson / Magnum Photos

Ginsberg, Kerouac, y Corso en Greenwich Village, NY, 1957. © Bruce Davidson / Magnum Photos

Para esquematizar lo que la Beat Generation representó en la década de los cincuenta no son necesarias más de tres palabras: sexo, drogas y jazz. Kerouac solía relacionar el término con la beatitud debido a sus inspiraciones orientales. Dos de los precursores de un movimiento que terminaría en el desenfreno de Woodstock en los sesenta aparecen representados en esta imagen de Bruce Davison: Allen Ginsberg y su Howl junto a Kerouac y su On the road.

NEW YORK CITY—Kerouac shows affection to an admirer at Seven Arts Cafe, 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos//NEW YORK CITY—Poetry and folk singing at McSorley's Saloon, 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

McSorley's Saloon//Kerouac en Seven Arts Cafe and Poetry, 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

El famoso Howl (Aullido) de Ginsberg con el que comienzo este post, escandalizó a la sociedad americana de la época. Al igual que su coetáneo Kerouac que encontraba en el alcohol su mejor aliado, Ginsberg experimentaba con diferentes sustancias –LSD, Peyote– a través de los cuales encontraba la inspiración.

blue Angel Beat Club, Liverpool, 1964© George Rodger / Magnum Photos

Blue Angel Beat Club, Liverpool, 1964© George Rodger / Magnum Photos

No sólo con drogas experimentan los irreverentes beats. El gurú de la Generación, William Burroghs escandalizó con las temáticas de sus obras (Yonqui, Marica) y con collages narrativos representados en El Almuerzo Desnudo. Ni Kerouac ni Ginsberg se quedan rezagados, el primero sorprendió con su “prosa espontánea” (de él se dice que escribió On the road en una noche) y el último creaba poemas “en directo”, grabando su voz para luego transcribir sus palabras.

NEW YORK CITY—Corso at a Beat party, 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

Beat party, 1959. © Burt Glinn / Magnum Photos

Generación de fiestas, drogas, líderes e iconos. Entre todos ellos destaca un joven Neal Cassady, “muso” de todos los que transmitían esta forma de pensar y vivir, compañero de carretera de Kerouac –Dean Moriarty-, personaje de otras muchas bajo el pseudónimo de Cody Pomeray, de él se acuerda Ginsberg en su Aullido y el destructor Bukowski en uno de sus poemas.

PARIS—American writer William Burroughs, living at the Hotel Du Vieux Paris, Rue Git, 1970. © Nicolas Tikhomiroff / Magnum Photos William Burroughs, en el Hotel Du Vieux Paris, Rue Git, 1970. © Nicolas Tikhomiroff / Magnum

 

 

Anuncios
Comments
2 Responses to “Kerouac y sus beats”
  1. Edu Garcia dice:

    Hola,
    Gracias por mostrarnos estas fotos que ha sacado Magnum de Kerouak y compañía. No suelo de ser de los listillos que van corrigiendo a la gente en sus blog ni nada de eso, me gusta mucho el vuestro y me parace bastante interesante vuestros artículos, sólo quiero decirte que a mi modo de ver de Kerouak, Ginsberg y Burroughs lo más importante no es que consumieran drogas u alcohol, que es lo que mas se subraya en tu artículo. Me parece reducir mucho su figura, y engañar a la gente con una idea simple de la Generación Beat. No se, yo es lo ultimo que resaltaría (sobretodo de Kerouak).
    Sólo dejo mi opinión, sin ánimo de ser pedante.

    • melcaperez dice:

      Hola Edu,
      Ante todo, gracias por pasarte por aquí y dar tu opinión, que no es, para nada, pedante. Tampoco nosotros queremos ser unos déspotas censores, cada uno es libre de corregir y opinar, si algo no tenemos en este blog es la verdad absoluta (ni la tenemos ni la buscamos)
      En cuanto al post de hoy quizás sí me haya quedado muy reducido en cuanto a la perspectiva, pero la vida de cada uno de los beats da para un blog de cada escritor y personaje. En mi opinión, la vida de Kerouac y compañía sí se reducía a experimentación tanto sexual como en lo que a drogas se refiere, esto se desprende de la mayoría de las obras de este grupo (de sobra se conoce “la inspiración” de éstos).
      Reconozco que no debería cerrar la visión ya que ellos fueron los precursores de los futuros movimientos de los sesenta, pero si entras en la galería de Magnum todas las fotos de ésta hacen referencia a las interminables fiestas beat.
      Prometo ampliar información en futuros post y contar con tu opinión en todos ellos

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: