¿La mejor canción de La Bien Querida?

Creo que hoy ha sido el primer día en el que no he sentido la necesidad de hablar de música. Ni hablar, ni buscar un tema; ni siquiera he tenido la curiosidad por descubrir una canción. Me daba asco a mí misma. Por primera vez, durante unos segundos, me he planteado cómo podía dedicarle tanto tiempo a dejarme llevar por el universo de las canciones cuando a mí alrededor el mundo estaba en uno de sus peores momentos.

Todos somos conscientes de que el sensacionalismo que hay en los medios de comunicación en España, nos ha vuelto casi tan fríos como el hielo y ya casi ni nos sorprendemos cuando estalla una guerra u ocurren cierto tipo de accidentes. Rara es la noticia que con sus imáganes llenas de morbo y carentes de complemento informativo no me generan repulsa.

Sin embargo, lo que está pasando en Japón es tan estremecedor que por primera vez en meses, no sólo se me pusieron literalmente los pelos de punta, sino que me ha hecho plantearme que algo verdaderamente está fatal. ¿Hasta cuando seguiremos pensando que los seres humanos tenemos el control de todo?

Por eso, porque las noticias son tan devastadoras he recordado una de las virtudes que más me gustan de la música: la distracción. Y por eso, durante unos minutos sin pretender quitarle la importancia que merece al país nipón voy a contaros lo que ya muchos sabréis: La Bien Querida ha sacado disco nuevo: ‘Fiesta’.

Los que ya la conocen sabrán que en los últimos años se ha hablado mucho de ella.  Desde que en 2007 salió una maqueta que puso los dientes largos a más de un grupo, y que hizo que los afortunados que la tuviesen en su poder contasen los días para que se hiciese real un LP ha llovido mucho.

Dos años después de su gran debut, ‘Romancero’, ha vuelto para dar que hablar a aquellos que siguen soñando con las canciones originales de la maqueta y para deleitar a todos los que, como yo, disfrutan sin más de su música. La verdad es que sólo puedo decir elogios de ‘Fiesta’. Las letras son tan sencillas, personales y sinceras que es difícil no hacerlas tuyas. Las canciones son pegadizas, cada una tiene su propio estilo pero se entrecruzan como piezas clave de un todo. Pero, ¿es en todas igual?

Aquí tenemos la excepción. La canción que choca en la primera escucha. La que se te queda en la segunda y la que te marca en el resto: Monte de Piedad (sí, también estaba en la maqueta). ¿Una saeta? ¿Es posible que me guste cada día más una saeta? Parece ser que sí.

En la mayoría de los blogs encumbran la canción como la mejor que ha compuesto hasta la fecha. Yo no puedo decir tanto, pero está claro que el poder y la emoción de la letra se hacen más grandes, si puede, por la solemnidad de los arreglos y de la melodía. Es imposible negar que parece que el disco existe para que ‘Monte de Piedad’ viese la luz. Casi pondría la mano en el fuego para decir que dentro de unos años, cuando mencionemos este disco será la primera canción que nos venga a la cabeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: