11S, cartas desde el espacio

Hoy se cumplen diez años de un suceso que conmocionó al mundo y lo cambió todo en un instante. No hay dudas al afirmar que este hecho marcó no sólo a los habitantes de Nueva York o de Estados Unidos, sino a todos los del planeta. Se calcula que entre 30 y 50 millones de espectadores siguieron íntegramente la retransmisión que las cadenas de televisión norteamericanas llevaron a cabo ininterrumpidamente aquel fatídico día. Quién más, quién menos, recuerda qué estaba haciendo aquel 11 de septiembre cuando a las 8.46, hora de NY, el primer avión impactó contra la Torre Norte y se paralizó el mundo.
Hay tantas historias de aquel día como personas y, con los años, van saliendo a la luz distintos casos que completan el relato de lo que ocurrió. Ayer, 10 de septiembre de 2011 conocimos una con una perspectiva un tanto diferente a las demás. La mañana del 11S, el astronauta estadounidense Frank Culbertson se encontraba realizando una misión de rutina en la Estación Espacial Internacional
junto a dos compañeros rusos. La casualidad quiso que, en ese momento, estuviesen sobrevolando la zona de Nueva York. Cuando vió una enorme columna de humo sobre Manhattan intuyó que algo grave estaba sucediendo y, rápidamente, preguntó a sus superiores. Al enterarse de la magnitud del suceso, comenzó a realizar fotografías y vídeosque, diez años después de la catástrofe, la NASA ha sacado a la luz.
También se han hecho públicas una serie de cartas en las que Culbertson expresaba el dolor y frustración que sentía por ser el único estadounidense fuera de la Tierra en un momento como este, sin poder estar junto a sus compatriotas ayudando o, simplemente, consolando a sus seres queridos. “Las lágrimas no fluyen de la misma manera en el espacio”, dijo. “Es horrible ver el humo que emanaba de las heridas hechas a tu país desde semejante perspectiva. La dicotomía de estar en una nave espacial dedicada a mejorar la vida en la Tierra y ver cómo esa vida es destruida mediante unos actos terribles y deliberados sacude la psique, no importa quién eres”.
Diez años después este hecho sigue muy presente. Montones de homenajes se sucederán a lo largo de esta jornada para recordar a esas 2973 personas que perdieron la vida en aquellos fatídicos atentados y todos los millones de historias cuyo denominador común son los hechos acontecidos aquel día. Todos tenemos la nuestra propia. Estoy segura de que los miembros la familia de A cualquier cosa llaman arte: Melca, Marta, Mar, Flor, Miguel, Carolina y quien escribe estas líneas; recordamos perfectamente qué hicimos y sentimos aquel día. Una década después y con una historia espacial como excusa, desde este blog rendimos nuestro particular homenaje y rememoramos aquel día que no sólo cambió la historia, sino que nos cambió a todos.

Anuncios
Comments
6 Responses to “11S, cartas desde el espacio”
  1. wolf dice:

    una prespectiva muy diferente a lo que estamos acostumbrados. gran relato

  2. Kaos2K dice:

    Yo no recuerdo exactamente que estaba haciendo en ese momento pero sí dónde estaba, en mi habitación de mi antiguo piso con la TV puesta. La verdad es que en un principio pensé que se trataba solo de un accidente pero al ver lo de la segunda torre…

    Por cierto, no deja de ser curioso que hayan tardado 10 años en cazar al cabecilla de todo esto.

    • mmvalado dice:

      Pues yo lo recuerdo perfectamente. Era uno de mis últimos días de vacaciones y, en principio, tocaba tarde de solcito y piscina. Yo también en un primer momento pensé que era un accidente de avión y alucinaba de que le diesen tantísima cobertura informativa. Ya cuando se estrelló el siguiente avión entendí que no era lo que yo creía. Recuerdo estar pegada a la tele toda la tarde mandando sms comentando lo que veía y flipando. Después, en la calle, todo el mundo hablaba de lo mismo y nadie daba crédito….

      Bueno, “cazar”, ejem. Eso fue un asesinato en toda regla, justificado o no, pero lo fue. Si es demasiado tiempo o no lo es..uff no sé. Igualmente, no creo que con eso hayan arreglado mucho. Lo que ya pasó no puede ser cambiado.

  3. Kaos2K dice:

    Lo de si fue asesinato o no, no se puede demostrar (Las sospechas o lo que intuyamos no sirve), solo lo saben los que estuvieron directamente implicados en la operación. No obstante, sea como fuere, estoy seguro que ningún occidental va a llorar la muerte de semejante individuo.

    Cierto, lo que paso no puede ser cambiado pero con ello se pueden evitar futuros actos similares, al menos planeados por el susodicho elemento.

  4. Resulta que ese día, iba a recoger a su casa a la chica con la que compartía paseos, helados y películas, mi novia. Diez años después, contrajo matrimonio… ¡lo que cambia la vida en 10 años!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: