La familia Hilfiger nos felicita la Navidad

Ahora sí que tenemos razones para creer en la Navidad. La familia Hilfiger nos regala un último anuncio dentro de la campaña que llevamos viendo por las calles y revistas desde principios de otoño. Cuando hablo de la familia Hilfiger no lo hago del señor y la señora en cuestión, con sus mansiones y sus perros… hablo de una familia ficticia que fue creada en 2010 para sus nuevas campañas publicitarias. “Holiday par-tay” es el nuevo trabajo de la marca de ropa y fragancias.

¿Hablamos de familias entonces? Eso es muy navideño si, muy real; pero es que la de los Hilfiger es tan tan tan ficticia que me cuesta llegar al punto entrañable navideñofamiliar. Mucho tío bueno, mucha tía buena, mucha perfección que hace que a su vez sea imperfecto. Pero… ¿dónde está en la foto navideña el Señor Hilfiger (ficticio)? A lo mejor estaba en ese momento en un viaje o reunión de trabajo, o comprando el pavo para asarlo el día de Acción de Gracias… No sé, se me ocurren situaciones de familia “normal” (americana of course) que se pueden plasmar en una foto de familia americana (mucha peli, si si).

Como las buenas familias (y ésta es una de ellas) no se reúnen solo en Navidad, hemos visto muchas otras situaciones de domingo a lo largo de la campaña. ¿Reales? No sé ustedes, pero cuando yo iba con mi familia al campo mi madre seleccionaba milimétricamente la ropa que debíamos llevar. Iba directa al cajón de “ropa de campo”, donde solo había vaqueros viejos o el típico chándal de colores fluorescentes que tanto se llevaban en la época de los 80 (¡qué glamour de chándal!). Es decir, la ropa que te da igual que se manche, se rompa, o te dejes perdida por alguna montaña. Estos chicos Hilfiger deben tenerlo difícil, para ellos una situación de lo más normalita se convierte en un gran evento para el que tienes que estar escogiendo el Dress Code perfecto, no vaya a ser que tu hermana cachonda vaya mucho mejor que tú y te robe los planos en la foto…

Aunque siempre que veo la publicidad de Tommy me paro a analizar a cada uno de los componentes de la familia (a unos más que a otras) y veo que no tiene nada parecido a la realidad (ya no solo hablando de familia sino de… ¿dónde están esos súperchicos y esas súperchicas de la foto?), me gusta. Me gusta el estilismo de Tommy, me gustan las fotos, y me gusta la publicidad en general de Tommy. Y ustedes pueden decir, “bah, pero lleva mucho tiempo recreando el mismo tipo de situación”, y yo les diré, “si, porque tiene éxito, funciona, y además es una buena forma de llegar a todo el Público Objetivo de la marca (toda la familia, desde el travieso hijo pequeño hasta el serio padre)”.

Vale, no es una familia real (ni Real), pero voto SI a que sean estos chicos quienes nos feliciten las fiestas en la tele el día 24, ¡así por lo menos tendremos una razón convincente para ver ese maravilloso discurso!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: