Gatti, a Contraluz

Exposición Juan Gatti, Contraluz

Ayer presentamos nueva sección para que el tedio no oscurezca vuestra semana. Sugerimos la visita a El Hermitage en el Prado, exposición que comentaré en no muy lejanos post. (¡Ay! Esa señora con sombrero negro). Y no es por presionar, pero ya sabéis que quien avisa no es traidor y como no os movais un poco os perdereis las mejores exposiciones de la temporada otoño-invierno.

Que a mi me da igual, que yo ya he estado. Y diréis “¿Por qué no has avisado antes?” Pues sí, ahí tenéis razón. Pero desde ayer he empezado a redimir mis pecados y os digo: “¡Corred, pequeños, corred a ver al estudioso de Rembrandt!” También os digo:

“¡Volad, pequeños, volad hasta el Canal de Isabel II a ver las maravillas de Juan Gatti!”

Leonor Watling por Juan Gatti, Contraluz

Leonor Watling por Juan Gatti, Contraluz

GATTI

Más diseñador gráfico que fotógrafo, Juan Gatti (Buenos Aires, 1950) se establece allá por los años 80 en Madrid. En el epicentro de La Movida, rápidamente congenió con todos los protagonistas de esa historia: Alaska, Almodóvar, Miguel Bosé, Mecano… para los que crearía portadas de discos y, para el director, sus famosos y representativos carteles. También diferentes campañas para Sybilla, Martine Sitbon, Chloé, Karl Lagerfeld, Jesús del Pozo, Loewe, Elena Benarroch o Purificación García, esta última, patrocinadora de la muestra. 

Artista en la sombra -como la mayoría de diseñadores gráficos- su obra es más conocida que su persona. Su reconocimiento llega en 2004 con el Premio Nacional de Diseño y en 2010 con la más que merecida Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes.

Ahora, para rematar este reconocimiento público, Rafael Doctor -vivas y vítores para él-, comisario de la exposición, propone Contraluz, un recorrido por el trabajo del diseñador a través de 40 nuevas fotografías en blanco y negro; sus carteles para Almodóvar; fotografías diversas y portadas de discos -incluida la famosa invitacion de boda de Alaska y Mario Vaquerizo– los diferentes ambientes y temáticas de su obra (un set de moda, un estudio de diseño gráfico, una biblioteca…) rematado por un montaje audiovisual en la cúpula del Canal sobre el mundo y la simbología de Gatti.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Contraluz

La serie Contraluz se presenta como una sucesión de experiencias sensoriales diferentes, un ejercicio de onanismo fotográfico, exhibición pura de dominio de la técnica, de control de la exposición.

Lo más importante aquí sí es la cámara (muchas veces, el que la tiene más grande triunfa) es este caso una gran formato con un negativo tamaño cerealesdefamilianumerosa -muy grande, para entendernos- que no se resiente tanto al pelearse con contrastes tan fuertes. De ahí que en algunas, como la del caballo, siendo un contraluz muy fuerte, el cuadrúpedo presente esa nitidez extrema.

Todas las fotos son a contraluz en una búsqueda del contraste extremo, problema que soluciona y engrandece gracias a la ya citada cámara y que Gatti expone como si todos los dioses del imaginario fuesen sus asistentes trabaja con una técnica excepcional. De esta manera las fotografías conservan y muestran al espectador todos los detalles. En n las que es relevante los contrastes y la gama de grises conseguida  (el caballo, los torsos, las bailarinas) aportan una perspectiva casi tridimensional.

En otras, como la de los escarabajos, pese a ser contraluces más exagerados, sigue mostrado una buena gama de grises y unas transiciones muy suaves, fijaos en el cuerpo de la mariposa, por ejemplo, que abarca toda la gama de gris, pese a que tiene una luz dura.

Y luego viene el uso de técnicas muy distintas. Hay desde múltiples exposiciones (la bailarina con el lazo que sale repetida), largas exposiciones para registrar el movimiento en la foto (los rastros de luz), contraluces duros con un poco de luz de relleno (la del caballo), contraluces con luces laterales o velocidades muy rápidas de obturación para congelar la imagen (mi amigo el de la piscina, aviso que es el protagonista de varias imágenes, solo por él Contraluz ya merece la pena).

Hombre, Contraluz por Gatti

Hombre, Contraluz por Gatti

La muestra es gratuita y, como dijimos, puede visitarse en el depósito principal de la Sala de Exposiciones del Canal de Isabel II (Santa Engracia 125) hasta el 1 de abril de 2012.

Agradecimiento especial a @miguelcidf, por sus nota técnicas sobre la muestra.

Anuncios
Comments
One Response to “Gatti, a Contraluz”
  1. darimala dice:

    Ya te echábamos de menos por aquí 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: