Loewe, ¿qué has hecho?

Hace un tiempo, Loewe decidió que quería dar un cambio de imagen. No en cuanto a diseño o a comunicación; pretendían ampliar su Público Objetivo y convertir a veinteañeras en sus compradoras. El primer intento fue creando un nuevo perfume “más juvenil y fresco”, que seguían comprando las abuelas. El segundo es esta perlita que hemos recibido esta semana. Un spot protagonizado por gente joven (y bastante cortita) donde nos quieren enseñar y contar lo que significa la marca para ellos (absurdeces tipo: “La palabra Loewe siempre la asocio a ‘love’”, “Es un rollo eso de hacerse mayor”, “Mi truco infalible para ligar es pretender que no quiero ligar”).

Aunque los protagonistas del anuncio no dicen nada importante con lo que debamos quedarnos (ya vemos la profundidad de sus frases), yo sí que resaltaría lo que la mayoría cuenta (de una forma o de otra): “me recuerda a mi madre”. Pues eso, ¿por qué no dejan que sigan siendo las madres quienes compren los bolsos de Loewe? Creo que lo único que va a conseguir la marca es que el Público que ya tienen fidelizado se sienta desubicado, se perderá entre tanto intento de modernidad, y notará como Loewe pierde la esencia, la diferenciación que le hacía ser “su” marca.

Para quienes aún no hayan visto el spot del que hablo, ¡prepárense!

No entiendo cómo las marcas tan bien posicionadas se atreven a hacer cosas así. Si fueran un poco inteligentes harían como Suárez, que creó la firma Aristocrazy para dar una imagen más juvenil a la joyería. No sólo funciona de manera independiente y con muchísimo éxito, sino que de esta forma, en el caso de que vaya mal, siempre pueden mantener lo que ya tienen por parte de Suárez (en este caso).

Sinceramente, creo que o Loewe hace algo rápidamente para que olvidemos esto, o va a tener serios problemas de venta e imagen de marca.

¿Qué pasará?

Anuncios
Comments
3 Responses to “Loewe, ¿qué has hecho?”
  1. Laquesesientaatuderecha dice:

    Amén!

  2. Chincheta dice:

    Terrible. Si quieren acercar la marca a la gente joven, ese no es el camino. Esos “súperneoindieschupiguaysmegahorteras” no nos representan. Además, rubio platino con raíces y cejas negras: prohibido. Y gafas con la patilla por fuera del pelo también.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Pues yo podría sacar muchas conclusiones, pero si me explayo podría terminar incluso haciendo daño (sentimental) a algunos. Resulta que después de la que lió nuestro querido Loewe, estaba esperando que pasara un tiempo para ver si había funcionado o no, e intentar entender por qué. Pues lo que sé es que han pasado seis semanas y los bolsos se venden como churros. ¿Recuerdan el post en el que hablaba del susto? […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: