Superhéroes que prefieren el Tai Chi a la Kryptonita

Un kilómetro y seiscientos metros separan mi casa de la agencia en la que trabajo. Cada mañana camino por la misma calle, paso por los mismos escaparates, espero en los mismos semáforos, me cruzo con la misma gente, las mismas familias, los mismos superpapás y, como no, me encuentro con los mismos repartidores de flyers, … Sigue leyendo

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 33 seguidores