Nosotras también teníamos ganas de ti

Todas las historias épicas  tienen que tener siempre una continuación, y más si tienen a un actor como Mario Casas de protagonista, que la convierte en bombazo en la taquilla.

Fernando Gonzáez Molina se vuelve a poner detrás de la cámara para traernos la historia de Hache y Babi  en Tengo ganas de ti. Hache vuelve a Barcelona para reencontrarse con su vida anterior y volver a ser el héroe de barrio que fue. Sin embargo, el dolor por la pérdida de su amigo y el sufrimiento por su gran amor, Babi, lo sumergen en el nihilismo y la amargura.

La aparición de Gin, una chica inconformista y de ideas claras, será la clave para que la vida de Hache tome un nuevo rumbo. Sumido en un triángulo amoroso se verá obligado a dejar atrás los recuerdos de un amor pasado y dejarse llevar por la intriga que le despierta la nueva chica.

Esta segunda entrega nos trae de nuevo a Mario Casas que vuelve a no sorprendernos con su interpretación. Si ya en la primera parte nos dejó ojipláticas con su cuerpo de adonis, esta ocasión es más de lo mismo. Su torso apolineo será de nuevo el protagonista de muchas escenas y uno de los pocos motivos por los que la película valga la pena.

Su pareja en la vida real, María Valverde, tampoco nos sorprende demasiado. Una cara bonita que se queda corta en demostrar lo mucho vale. Valverde aparece desconectada de la trama principal durante gran parte de la función, quedando así sus apariciones limitadas a islotes narrativos en los que parece que nada tiene que ver con la historia de amor que recordamos de la peli anterior.

La que sí nos ha sorprendido es la tercera en discordia. La actriz Clara Lago ha crecido y es toda una mujer. Atrás deja sus papeles de niña en la serie Compañeros o en el El Viaje de Carol, para enseñarnos, con el personaje de Gin, más de lo que sabe.

Para los fieles de la saga homóloga italiana, con Ricardo Scamarcio como protagonista, la versión española puede sonar a copia barata y poco original que sólo quiere aprovecharse de un producto con éxito asegurado. Pero si juntamos lo bueno de unos y otros, la película llega a ser hasta una historia entretenida, con algún toque de humor, más de una escena erótica y hasta una banda sonora que consigue entretener al público. La posible alternativa para desconectar y refugiarnos del calor este fin de semana.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Nosotras también teníamos ganas de ti”
  1. flormolla dice:

    Nunca pensé que diría esto, pero me han dado ganas de verla, ¿por qué?

  2. Os confieso que la historia de “Hache y Babi” me recordó a “El juego del ahorcado” y para colmo ahora en la segunda parte tenemos a la misma protagonista (eso sin olvidar que Álvaro Cervantes protagonizó esta última y también actuó en la primera). ¿Y tú que piensas, Fandémico? ¿Te gusta Clara para el papel o hubieses elegido a otra chica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: