Con todos ustedes…

¡Viva el invierno!

Tengo que disculparme ante los lectores de ¡A cualquier cosa llaman arte! empiezo una entrada semanal e incumplo la primera de mis promesas: un post cada miércoles. Por este motivo, compensaré esta semana  y estaré por partida doble.

Hace diez días terminaba mi presentación anticipando el contenido de hoy. Antes de revelar el nombre del grupo, tengo que entrar en antecedentes. Hay una canción que marcó un punto de inflexión en mi vida, infravalorada y maltratada por muchos, defendida y cantada hasta la saciedad por otros, (obviamente, entro en esta categoría).  Se trata de Al Amanecer de Los Fresones Rebeldes.

No voy a explicar por qué a día de hoy sigue siendo mi canción favorita, pero sí es necesario decir que cada vez que escuchaba esta canción en la radio, en una tienda, o tarareada por las hermanas mayores de mis amigas, en mi estómago pasaba algo que hoy identifico como el gusanillo de la curiosidad.

Durante un tiempo sólo me pasó con esta canción, hasta que rondando los 15 años, mientras pasaba una de esas tardes muertas en el salón viendo Sol Música, llegué al final de una canción y entonces, el gusanillo apareció de nuevo.

No reconocía el grupo y por más que lo intentaba y me pasaba horas poniendo Sol Música, no conseguía descubrir quién entonaba ese Diferentes… Hasta que, de repente aparecieron Ellos.

Desde entonces empecé a buscar música diferente, grupos y sonidos parecidos, algo que me hiciese sentir de nuevo la emoción ante una canción. Y aunque sin duda encontré algunos que mitigaron mi curiosidad, hasta que llegó internet, y sobre todo, hasta que no me vine a vivir a Madrid no comprendí la trascendencia que iba a tener la música, ni lo que ese grupo provocó en mí.

Así fue como Ellos se convirtieron en uno de mis grupos de cabecera. Por sus melodías instantáneas, por la capacidad que tienen de que en un día negro vuelva a sonreír, y porque son de los pocos que aún consiguen ponerme nerviosa ante la salida de un disco o una canción nueva. (Mi enhorabuena por ese increíble Cardiopatía Severa).

Es casi imposible sólo recomendaros cuatro canciones para descubrir el grupo. Ahí va una de cada disco, posiblemente mi favorita de cada uno (si me preguntáis mañana, puede que sean otras distintas…) que podéis escuchar en Spotify.

Vente si quieres, vente si puedes de Lo tuyo no tiene nombre.

Imposible de Ni lo sé, ni me importa.

Nada más puro de ¿Qué fue de ellos?

De Cardiopatía Severa aún es muy difícil seleccionar una, pero… ahí queda: Hasta el final

¡Hasta el miércoles!

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

    Únete a otros 34 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: